Flores preservadas: qué son.

Jarron con rosas blancas, sofá y cojín

Hoy vamos a hablar de un tema bonito…Flores preservadas: ¿qué son?

¿Te gusta tener la casa llena de flores y plantas? Las flores naturales son preciosas, dejan buen olor y llenan la casa de vida. Lo malo es que no suelen durar mucho. Para poder tener la casa llena de flores y que además duren, te hemos traído una opción buenísima con la que podrás tenerlo todo: ¡las flores preservadas!

Qué son

Las flores naturales normalmente duran una semana. Dos como mucho. Aunque no hay nada como el color, el aroma y la belleza de las flores naturales, lo cierto es que las flores preservadas son una opción buenísima si queremos tener la casa siempre llena de flores pero no podemos estar comprando continuamente flores naturales.  Las flores preservadas son flores naturales y frescas que han sido modificadas para que el tiempo se detenga y no pase por ellas, de forma que duren muuuucho más tiempo de lo que durarían las flores frescas.

El procedimiento sería el siguiente: se retira el agua a la planta natural, ya que las flores preservadas son aquellas a las que se les ha extraído la savia cuando estaban en su momento de esplendor. Una vez que se consigue retirar el agua de las plantas, es sustituida por un líquido conservante que en la mayoría de las veces está compuesto por un fluido humectante biodegradable. De esta forma, la planta absorbe este fluido a través de sus tejidos y le permite mantener la humedad, conservando y alargando la vida de las plantas.

Siempre tendremos la opción de secarlas, pero nunca conseguiremos lograr el efecto de unas flores frescas y vivas. La vida de las flores preservadas puede de ser de tres, cinco o muchos más años si el entorno de las plantas es el adecuado.

Cosas a tener en cuenta

Aunque no necesitan muchos cuidados, hay varias cosas importantes que debemos tener en cuenta. No puede darles el sol directo para evitar perder el color. Debemos tenerlas alejadas tanto del aire acondicionado como de la calefacción para evitar que se sequen y limpiarlas y quitarles un poco el polvo de vez en cuando.

Aunque sería maravilloso poder preservar todo tipo de flores y plantas, esto no es posible, ya que tienen que cumplir ciertos requisitos para poder someterse al proceso de preservación. Las plantas de tallos leñosos son aquellas que soportan la extracción sin doblarse ni romperse. Algunas de ellas son las rosas, las margaritas, orquídeas y hortensias, paniculata…. También podemos encontrar al eucalipto (que además conserva durante mucho tiempo su olor), los helechos o la esparraguera.

Como último consejo te diremos que, si queremos guardar temporalmente nuestras flores preservadas, la mejor opción es guardarla en una caja espaciosa para evitar que se aplasten. Cubrirlas con un paño suave de algodón hará que se protejan mejor. Si las queremos volver a sacar solo tendremos que sacudirlas suavemente para que vuelvan otra vez a su estado de vida eterna.

Las flores son vida, así que ¿Por qué no llenar la casa? 😊

¡Nos vemos en casa! 😉

Únete a la discusión

Comparar listados

Comparar