La ventilación

  • por Condestable
  • hace 1 mes
  • Venta
  • 1
ventana abierta

Ventilación

Hoy en día, la ventilación es algo primordial en el correcto mantenimiento de nuestros hogares. Con una correcta ventilación podemos evitarnos muchos problemas de “salud” de nuestras casas, además de beneficiarnos de las bondades que nos pueda brindar la ventilación. Las construcciones más antiguas cuentan con un sistema de renovación de aire debido a que se producían filtraciones en paredes o ventanas, pero actualmente las construcciones están bien aisladas. Gracias a este aislamiento actual estamos más protegidos tanto del frio como del calor, y por ese motivo necesitamos garantizar una ventilación correcta en nuestros hogares.

Vamos a empezar por el principio: ¿qué es?

Es el sistema mediante el cual se produce un intercambio de aire procedente del exterior, que permite renovar el aire interior de la vivienda. Esta ventilación puede ser de dos tipos: natural o mecánica.

Mecánica es el método por el que se extrae el aire del interior de forma mecánica, por medio de ventiladores. El aire entraría del exterior por unas rejillas. También tenemos la ventilación de doble flujo. En este caso el aire entra del exterior de forma también mecánica.

Natural es una ventilación pasiva que no podemos controlar. No se utiliza ningún sistema eléctrico, pues la circulación del aire se realiza de forma natural. En este caso no se genera ningún gasto económico ni consumo energético, por lo que es bastante eficiente.

Pero lo que nos interesa a nosotros hoy es la ventilación natural, ya que es muy importante poder sacarle provecho a todas las acciones que nos permitan ahorrar en costes y en energía.

¿Qué es la ventilación natural?

Es un fenómeno espontaneo que se produce cuando, mediante la circulación natural del aire se efectúa un intercambio entre el aire del exterior y el aire del interior de la vivienda. Es natural porque es una solución pasiva, que no podemos poner en funcionamiento ni controlar, y que forma parte del funcionamiento normal del medio ambiente. Ésta cuenta con pros y contras. La ventaja es que no supone ningún coste, ya que al ser natural no genera ningún gasto ni consumo, por lo que además es ecológica. Por el contrario, al no forzar esta ventilación con un mecanismo eléctrico, puede no producirse una renovación del aire si este no circula con las corrientes de aire que lo mueven.

Tipos de ventilación natural:

Inducida

Para forzar esta ventilación se realizan unas aberturas cerca del suelo para que el aire frio se introduzca en las estancias empujando el volumen de aire caliente hacia arriba. En las zonas superiores se colocarían salidas de aire en el techo. Esto sucede para poder aprovechar el aire caliente que tiende a ascender. Esto sucede porque el aire caliente pesa menos que el aire frío, y por eso el aire frío baja y el caliente sube. Por este motivo se produce la renovación de aire en sistemas de ventilación inducida.

Cruzada

Este tipo de ventilación es la más natural y común. Sucede cuando abrimos una ventana o puerta y justo en el lado opuesto abrimos otra. Se crea entonces una corriente de aire que permite el intercambio de éste de forma natural, enfrentando dos puntos que comunican con el exterior por distintas partes. Este tipo de ventilación se puede planificar desde la arquitectura del edificio y es muy común en climas cálidos. Es lo que conocemos como viviendas pasantes. Gracias a este tipo de ventilación conseguimos renovar el aire, reducir la temperatura y la sensación térmica.

Efecto chimenea

El funcionamiento es similar al de la ventilación inducida, pero en este caso creamos una cubierta ventilada y la colocamos como una pared frente a la pared principal, dejando un espacio para que pase el aire. Colocamos entradas de aire en la zona inferior y de salida en la superior. Esto nos permite calentar la vivienda en invierno y enfriarla en verano.

El sistema de enfriamiento evaporativo esta pensado para grandes edificios y de diseño arquitectónico complejo y en climas secos.

 

Como podemos ver, la ventilación es muy importante para el correcto mantenimiento de las viviendas, e incluso para el bienestar y la calidad de vida de las personas que habitan en ellas. Ya sea por medio de la ventilación natural o de la ventilación mecánica, lo mejor será que tengamos siempre nuestra vivienda lo más ventilada posible.

¿Os hemos ayudado?

¡Nos vemos en casa! 😊

 

 

Fuente: Siber

Publicación anterior

Hablemos de la orientación

Siguiente publicación

Arquitectura bioclimática

Únete a la discusión

Comparar listados

Comparar